Solo libros en papel.

    Maximiliano Crespi

    El objeto total. Dos imágenes del estudio.

    1ª ed. Buenos Aires: 17grises editora, 2017.

    174 p.; 14 x 22 cm. – (mundus)

    ISBN: 978-987-1724-36-9

     

    Aplicación, celo, cuidado, el estudio compromete de hecho un tipo de abordaje fascinado con los objetos de la lectura. Estudiar es leer siempre más allá de lo visible (como se lee un sueño, la borra del café o la línea de una mano); es indagar en el umbral de lo que se consigna en la literalidad de los objetos.

    En el estudio de Héctor Ciocchini y Raúl Antelo, la práctica de la lectura se transforma y se redefine alterando sus propios fundamentos. No constituye la mera identificación abstracta de un objeto finito o de una forma diseminada, sino el reconocimiento activo de una fuerza: un objeto total que, paradójicamente, resiste al orden de totalización que se afirma (satisfecho) como Saber.

    El estudio es, sobre todo, una determinada manera de asumir la pulsión vital. Hay una vida secreta detrás de los objetos: lo que empuja y orienta su estudio es lo mismo que da sentido a la vida que los reconoce. Al fin de cuentas, como alguna vez escribió el propio Ciocchini, el tema del estudio no es siempre el de uno mismo frente a los objetos.

    El objeto total - Maximiliano Crespi

    $2.900,00

    Ver formas de pago

    Calculá el costo de envío

    Maximiliano Crespi

    El objeto total. Dos imágenes del estudio.

    1ª ed. Buenos Aires: 17grises editora, 2017.

    174 p.; 14 x 22 cm. – (mundus)

    ISBN: 978-987-1724-36-9

     

    Aplicación, celo, cuidado, el estudio compromete de hecho un tipo de abordaje fascinado con los objetos de la lectura. Estudiar es leer siempre más allá de lo visible (como se lee un sueño, la borra del café o la línea de una mano); es indagar en el umbral de lo que se consigna en la literalidad de los objetos.

    En el estudio de Héctor Ciocchini y Raúl Antelo, la práctica de la lectura se transforma y se redefine alterando sus propios fundamentos. No constituye la mera identificación abstracta de un objeto finito o de una forma diseminada, sino el reconocimiento activo de una fuerza: un objeto total que, paradójicamente, resiste al orden de totalización que se afirma (satisfecho) como Saber.

    El estudio es, sobre todo, una determinada manera de asumir la pulsión vital. Hay una vida secreta detrás de los objetos: lo que empuja y orienta su estudio es lo mismo que da sentido a la vida que los reconoce. Al fin de cuentas, como alguna vez escribió el propio Ciocchini, el tema del estudio no es siempre el de uno mismo frente a los objetos.

    Mi carrito